Uno, que casi siempre va con las lógicas prisas del trabajo, a la hora de comer agradece varias cosas además de la calidad de las viandas, como son el trato en el servicio, rapidez y amabilidad, por lo cual, cuando en nuestra movida existencia encontramos algo digno de resaltar, lo hacemos gratuitamente desde estas páginas de Salmorejo, pensando en que además de ser justos con quienes trabajan bien, hacemos un favor a los que buscan sitios buenos para comer, alojarse, etc.

En el caso de hoy, a finales de noviembre de 2007, hemos tenido la suerte de encontrar el Restaurante Cándida en la población malagueña de Alameda. Los aburridos "menús del día" de otros sitios, aquí tienen realmente una importancia digna de destacar, además de muy variados platos y postres, están bien elaborados y presentados muy dignamente. Está claro que es preferible pagar 8 € por un excelente menú en un sitio limpio y agradable, a comer en otro lugar por 6 € o menos (que todavía los hay), pero oliendo a fritanga, aceites cutres y moscas en las mesas. En el caso de Cándida, sencillos platos como el lomo con tomate y atún encebollado, pueden constituir una excelente comida, además de variados postres, incluyendo bebida, buenas aceitunas y un sorprendente pan, riquísimo, consistente, que desgraciadamente apenas se ve y que no tiene nada que ver con esas barras de pan "chiclosas", difíciles de masticar y tragar, que te ponen en muchos sitios, por no hablar de los trocitos de pan, que aprovechan en otros restaurantes y te los ponen en una cestita, a modo de saldo, como si el cliente fuera tonto y no supiera cómo recuperan un bollo de pan comenzado, pero el caso es que en este local, el pan también merece la pena.

Además de los menús, para las personas que por el trabajo  y las prisas no nos permiten parar  más tiempo en estos buenos lugares, recomendamos para los que sí puedan, que prueben el chivo o choto, las migas, los arroces guisados con carnes de caza (Alameda está en una importante zona de caza), y por supuesto, los zorzales.

 

   
 

 

Uno de los comedores de Cándida

 
     
 

joselu noviembrón

 
 

 

 
     
 

página del restaurante Cándida

 
     
 

   ir al inicio de Salmorejo