La primera vez que visité Murcia, en los finales de los 60 recuerdo una Gran Vía con su "Galerías Preciados" donde pude comprar Eloise de Barry Ryan y aunque ha llovido mucho desde entonces, las tierras murcianas padecen una enorme sequía en 2008, pero eso no es óbice para poder encontrar sitios donde comer bien, respetando las tradicionales gratificaciones de la otrora famosa huerta murciana. En Sangonera la Seca, a pocos kilómetros de la capital, encontramos el Hotel La Pinada, donde pudimos saborear distintos platos en plan tapa o ración, como nos gusta al anochecer, para no tener problemas nocturnos con el epigastrio.

 
     
 

Las ensaladillas, el pollo, pavo, salchichas, arroz paella, conejo al ajillo, berenjenas, ensaladas murcianas, etc., se pueden degustar con total confianza, el vino tinto de Jumilla que tienen en este establecimiento, puede ser excelente compañero de los platos referidos. Además, los menús diarios que la casa propone, son también encomiables.

 
 

 

 
     
     
   
     
   
     
     
   
  Buen ambiente en La Pinada  
     
 

Ya saben que nosotros recomendamos lo que nos gusta, independientemente de lo que aconsejen otras personas. Por nuestra parte, no tenemos compromiso no nadie, ni cobramos absolutamente nada por estos consejos. (visita en marzo 2008).

 
     
     
     
  ir al inicio de Salmorejo